Acerca de la formación docente


Hace algunas semanas publiqué una pequeña encuesta acerca de este tema. Los porcentajes demuestran que la formación “ideal” docente debe comprender tanto el aspecto pedagógico, didáctico y matemático. Más del 70 % de los participantes de la encuesta lo confirman. Sin embargo, debemos acotar que la formación docente está supeditada a muchos factores para cumplir ese ideal de formación docente. Un tanto es el centro de estudio, motivaciones personales (incluida la vocación hacia la docencia) y otro los recursos que disponemos para la mejora de nuestra formación como futuros docentes.

En Perú la carrera de Educación está siendo menoscabada. En diversos medios de comunicación se expresa frases como: “los que estudian para profesores no triunfarán en el futuro” o “la carrera de Educación es para gente de bajo nivel cultural y económico”… Y es más, cuando yo ingresé a la universidad, una profesora que me enseñó en el primer semestre, ustedes se imaginarán las ilusiones que me formulé cuando comenzaba mi vida universitaria, me dijo que los que estudian Educación son muy valientes, porque no ganarán dinero ni el respeto social como profesional. Buen comienzo para una buena vida universitaria.

Hay muchos catedráticos que piensan de esa manera, pero son pocos los estudiantes que reflexionan sobre ello y levantan su voz de protesta. Cuando uno es universitario ingresa con muchas ilusiones al estudio de su carrera y a veces no se percata de hechos que marcarán su línea de formación.

A pesar de la suculenta bienvenida en mi primer semestre académico en San Marcos, a este tiempo he conocido a muchos maestros que me han ayudado a formarme como profesional. Con sus consejos y sugerencias tengo la satisfacción que no he fallado en la elección de mi carrera para toda la vida. Yo no me quejo de ser docente ni tampoco de estudiar en San Marcos. Todo lo contrario. Sin embargo leyendo algunos artículos del Sr. León Trahtemberg tengo la necesidad de escribir estas líneas y dar mis opiniones al respecto.

En el artículo titúlado “UNMSM: con 06 ingresan a Educación” el Sr. Trahtemberg hace un “análisis” en la parte inicial de los puntajes medios requeridos para el ingreso a la carrera de Educación en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Pongo análisis entre comillas porque se indica que la nota mínima para ingresar es 06 y que eso es un referente de deficiencia de mala calidad docente. El autor hace énfasis en que es imposible, a razón de esa nota promedio, encontrar buenos profesores de matemática, como si todos los profesores egresados de la UNMSM invadieran el mercado educativo peruano.

No me parece justo que se haga esa comparación porque no concuerda con la realidad. No hay que meter en el mismo costal el examen de San Marcos con el de la Villarreal ni mucho menos con los de los pedagógicos, por favor. Cualquiera que tenga noción de rigurosidad en el examen de admisión podrá constatar que las preguntas del examen de San Marcos no se compara con la de los pedagógicos. Cito a los institutos pedagógicos puesto que de esos centros de formación egresan, en su mayoría, profesionales mediocres. Por otro lado ¿acaso el Sr. Trahtemberg no revisó el plan de estudios de la especialidad de Matemática y Física de la Facultad de Educación de la UNMSM con la de otros centros de estudio? Anexo algunos cursos de la especialidad de matemática y física de la UNMSM para que tengan un panorama general:

III Semestre: Introducción al Álgebra y Cálculo I.

IV Semestre: Álgebra I y Cálculo II.

V Semestre: Física I y Álgebra II.

VI Semestre: Física II y Cálculo III.

VII Semestre: Didáctica de la Matemática I, Estadística Inferencial y Física III.

VIII Semestre: Didáctica de la Matemática II, Ecuaciones Diferenciales y Física IV.

IX Semestre: Historia de la Matemática, Análisis Real, Didáctica de la Física I y Física Moderna.

X Semestre: Geometría, Didáctica de la Física II, Introducción a la Topología, Algebra III e Historia de la Física.

La formación se complementa con cursos de pedagogía, piscología e investigación, por mencionar algunos.

El Sr. Trahtemberg señala que otra prueba de la mala formación es la contratación de otros profesionales “no educadores” por parte de las instituciones educativas privadas.

Por eso es casi imposible encontrar entre los titulados en pedagogía buenos profesores de Matemáticas, Física, Química o Biología para secundaria. Es por eso que las instituciones privadas escolares o preuniversitarias tienden a contratar a ingenieros, biólogos, físicos, químicos o matemáticos para que enseñen esos cursos. Sin ser pedagogos, su aporte a los alumnos es superior al de tener profesores titulados en pedagogía que no dominan los contenidos que deben enseñar.

Tenemos que diferenciar de los llamados Preuniversitarios de los verdaderos colegios. No pues señor, no me venga a decir que todas las instituciones privadas son ejemplos a seguir. Conozco instituciones privadas que no forman de manera integral el estudiante. No solo no forman, sino que en el área de matemática, se tiende a una mecanización durante los 11 años de estudios. Culpa de esa mecanización es emplear a gente inexperta en pedagogía y didáctica que sólo saben matemática de paporreta, planteando ejercicios sin ningún sustento teórico. Eso también es causante de la pésima calidad educativa.

No pretendo defender a malos maestros que ni siquiera dominan los cursos que enseñan en los colegios. Personalmente estoy de acuerdo con la opinión de que para ser maestro de matemática, por ejemplo, ante todo se debe ser matemático, pero, ojo al pero, debe tener sólida formación pedagógica y didáctica, un tanto ideal pero digno de alcanzar. De esa manera se tendrá a un profesional con sustento teórico y práctico para hacer más “profesional” la carrera docente.

La formación depende sobre todo de uno mismo. Si quieres aprender más de lo que te dan comprate libros, busca a profesores expertos, busca información en Internet, etc. Utiliza tu actitud autodidácta para aprender. Ejemplo de ello es este blog.

Para terminar, este post no trata de defender a los profesores y alumnos incompetentes de la Facultad de Educación de San Marcos, sino revalorar la calidad de los estudiantes que se sienten aludidos con las opiniones del Sr. Trahtemberg. Hay que saber diferenciar la paja del trigo.

Para la reflexionar, les dejo con la siguiente historia: Click para acceder al documento.

  1. #1 por Boris Jara el abril 6, 2008 - 9:07 pm

    Estimado Colega

    Interesante tema para una reflexion y los puntos de contexto son los siguientes:

    a) Los bajos resultados en el aprendizaje de los Estudiantes se debe a factores multiples…ausencia de roles parenterales ya sea por por disfunción familiar o excesivos horarios de trabajo, función enajenadora de la television….entre las más importantes.
    Pensar que hoy en día la Escuela y la Familia son los agentes socializadores principales es un error…la television ha ganado este sitial sin ningun tipo de control que no sea el raiting. Incluyendo canales estatales o de origen Católico.
    A esto si sumamos el criterio económico que imperó en latinoamerica de “analfabetizar…(o alfabetizar a medias)para gobernar…es facil desprender las razones por las que las Instituciones Pedagógicas se mermaron en calidad como cantidad. Hoy sin embargo cambió el paradigma… y los mismos, pero ahora reformados, hablan de Capital Humano como un concepto donde la Educación pondera sobre las posibilidades de crecimiento….económico por supuesto (no humano evidentemente).

    b) Por lo tanto no es a los propios Docentes a quienes se les debe pedir una explicación…sino a las Instituciones Superiores que permitieron, y aun permiten, el egreso sin formarlos para las exigencias que la Educación demanda para hoy y el futuro.

    c) Sin el ánimo de juzgar intenciones, el Sr. León Trahtemberg adolece de una disciplina fundamental de la matemática…la lógica. O quizas no… y entiende muy bien el juego de las falacias.
    d) Si bien es cierto que los estudiantes tienen derecho a una educación de calidad. Es tambien muy cierto que los Docentes también, sin embargo los Institutos Superiores no se la brindaron. ¿Cuál será el sinónimo de la acción de ofrecer algo (formar Profesores por ejemplo), cobrar por ello, y no cumplir?
    Por lo tanto Alumnos, Docentes y nuestra Sociedad en su conjunto es la que se ve empantanada con esta realidad, y lo que hay que hacer es remediar esto desde sus origenes…es decir desde la Universidad. El Sr. León Trahtemberg vislumbra esto pero….
    “sigue siendo el chancho el culpable y no el que le da…o dio… el afrecho”
    La verdad es que este tema se esta volviendo un bonito ejemplo para enseñar lógica aplicada a la vida cotidiana.

    Para terminar una breve historia para los matemáticos y por qué no para el Sr. León Trahtemberg tambien…
    Un capitan de barco tenia un segundo de a bordo que siempre tomaba su turno de trabajo ebrio, por lo que el capitan le advirtio que si lo reiteraba quedaria el la bitacora del Barco.
    Al otro dia el segundo de a bordo vuelve a tomar su turno ebrio por lo que el capitan anota en la Bitacora…”el segundo de a Bordo hoy llegó ebrio”.
    El segundo de a bordo molesto por esto escribio…” hoy el capitan llegó sobrio…”.

    Saludos

    Boris Jara

  2. #2 por Carlos el abril 9, 2008 - 8:34 pm

    Gracias Boris por tu comentario.
    Concuerdo con tus opiniones vertidas. Respecto a que el Sr. Trahtemberg adolece de una formación es evidente. Me atrevo a adirmar, por fuentes de confianza, que el discurso que el señor pregonaba a inicios de los 90 era totalmente diferente a lo de ahora. Su discurso estaba centrado en que el profesor de matemática debe de ser ante todo experto en didáctica que en matemática.

    Bueno, esperamos que los jóvenes estudiantes para profesores reflexione del cómo su carrera es pisoteada por señores que sólo se dedican sólo
    criticar y no plantean soluciones.

    Saludos.

  3. #3 por Maritza León Jordán el abril 12, 2008 - 3:49 pm

    Es importante un espacio donde se viertan este tipo de opiniones. De hecho hay mucha gente que expone conclusiones que no tienen validez. Bueno, la situación de la educación peruana es muy caótica pero no nos conformemos con sólo decirlo si no que debemos tomar acciones desde nuestros espaciosde trabajo, los que nos dedicamos a la docencia palpamos la realidad a diario. El cambio recuerden no se da desde “arriba”, influye sí, pero principalmente surge de un grupo con miras a querer modificar las cosas.
    Prof. Maritza León.

  4. #4 por Carlos el abril 16, 2008 - 7:00 pm

    Estimada Maritza,

    Es una sorpresa tu visita a este blog. Bueno respecto a tu comentario debo agregar que el cambio desde “abajo”, es lento pero, a mi juicio, es lo más inmediato, pues esperar que los de “arriba” cambien el sistema en general es casi imposible. El cambio debe empezar desde tu aula de clase, desde la forma de enseñar la matemática. Dejando de lado problemas que tienden a la mecanización y priorizando el razonamiento y la demostración como un recurso para ello.

    Saludos

A %d blogueros les gusta esto: